COMPETITIVIDAD DE IQUIQUE

Siempre se pregunta el nivel de competitividad de Iquique en relación a otras ciudades de Chile. Afortunadamente, existe un estudio recientemente realizado en su segunda versión realizado por Jorge Marshall, Cristian Belmar, Gonzalo Escobar y Gastón L´Huillier.  Ellos aplican una metodología considerando cinco factores para elaborar el índice de competitividad: economía, gobernanza, innovación, sociedad y urbanismo. Las fuentes de información que se usa para desarrollar este índice (valorado desde 0 hasta 100 puntos) son datos estadísticos externos del SII, Casen y Registro Civil, más encuestas de percepción aplicada a 100 personas por ciudad, abarcando a 27 ciudades, con una cobertura de 107 comunas.

En el caso de Iquique se incluye la Comuna de Alto Hospicio, ubicándose en el contexto del ranking en el lugar 20 con 44,17 puntos, ocupando la primera posición Punta Arenas con 70,84 puntos y Melipilla en último lugar con 18,20 Puntos a nivel nacional.

plano genral

A continuación se expone la posición de Iquique, tanto nacional como de la zona norte (Arica a Ovalle). En la dimensión económica posee la novena ocupación nacional y el segundo lugar después de Antofagasta. Con respecto a la medición de Gobernanza posee un desempeño 19 a nivel nacional, y muy inferior en el norte, teniendo quinto lugar, superando apenas Calama y Ovalle, destacándose en este aspecto La Serena. Con respecto a la innovación sostiene la tercera posición, siendo superada por Antofagasta y la Serena, registrando lugar 15 nacional. En cuanto a Sociedad también tercero en el ranking después de la Serena y Ovalle, y 17 nacional. En urbanismo Iquique es penúltimo a nivel nacional con la peor posición en toda la zona norte con solo 21,99 puntos, destacándose en el norte La Serena y Antofagasta.

A partir de estos antecedentes se debe evaluar si se cuenta con los instrumentos o mecanismos necesarios para mejorar sus condiciones competitivas. Uno de los principales componentes es la carencia de una coordinación entre ambas municipalidades en materias que le son comunes en las dimensiones consideradas en la competitividad, especialmente urbanismo.  Otro factor clave es innovación, se debe continuar potenciando las alianzas entre universidades, empresas y los organismos públicos que la impulsan.

HECTOR VARAS M.

Iquique, abril 29 de 2017

IQUIQUE, CIUDAD TURÍSTICA

Desde la creación de ZOFRI, Iquique ha tenido una transformación significativa en la actividad de turismo receptivo, especialmente de tipo comercial, cuya actividad fue intensificándose en la ciudad. No obstante, es conveniente consultarse si la ciudad es realmente turística, especialmente en el contexto de su cultura, si se poseen condiciones de carácter cultural arraigadas que faciliten el turismo receptivo. El análisis se presenta desde una perspectiva de la percepción que podría tener cualquier turista, que se enfrenta a las siguientes posibles situaciones:

Iquique-playa-cavancha-EXP53-mpo3i2cs7qqb50n6mg3iwbtnnd6ej87papkhisdfw0

En la ciudad persisten dos sectores económicos el turístico y el pesquero que tienden ser excluyentes, es parte de la dificultad estructural que presenta la ciudad, sería óptimo que las plantas pesqueras estuvieran fuera de la ciudad, si se quiere privilegiar el turismo.

Iquique mantiene el sector costero limpio, pero hacia al Este existe un descuido en cuanto aseo, donde se aprecia un gran esfuerzo de recolección de basuras a diario, pero la ciudadanía tiende a ensuciar asociado con una gran tenencia irresponsable de perros que sobreabundan en las calles de la ciudad. En este sentido, existe la necesidad de realizar una campaña educativa cultural para resguardar el medio ambiente, si se quiere agradar a los turistas.

Se posee un aeropuerto moderno con buenas vías de acceso, no obstante el terminal de buses está muy lejos de un estándar de calidad aceptable que no representa la visión de una ciudad turística.

Se ha ido aumentando la oferta turística hotelera y gastronómica, y además de una serie de agencias de viajes de fines especiales, pero aún se requiere un plan de profesionalización para alcanzar niveles competitivos, se presenta la carencia de recursos humanos con competencias en labores turísticas, tales como operadores turísticos, guías de turismo, servicios de hotelería, gastronomía, servicios de transporte, etc. con dominio de idiomas extranjeros.

Sería muy conveniente que la ciudad se preparara con todas sus autoridades para el periodo de verano con la participación del comercio, hoteles, guías de turismo, policías, para que Iquique se vaya orientando al mercado del turismo receptivo y pueda entregar un servicio de calidad turística con todo su encadenamiento productivo y de servicios a nivel regional.

HECTOR VARAS M.

Iquique, junio 10 de 2017

ECONOMÍA BOLIVIANA Y ZOFRI DE TARAPACÁ

La economía boliviana es relevante para Tarapacá porque significa aproximadamente un 50% de las reexpediciones de ZOFRI, constituye el mercado final más importante del sistema franco, con la relevancia que implica el encadenamiento de prestación de servicios en el comercio, logística, servicios financieros, entre otros, y su respectivo impacto en el empleo de la Región, la economía boliviana tiene alcances estratégicos para esta Región.images

El PIB (Producto Interno Bruto) de Bolivia alcanzó a 39.795 millones de dólares nominales durante el 2016, prácticamente un 16,4% del PIB nominal de Chile. Las reexpediciones de ZOFRI a Bolivia durante el 2016 representaron un 9,4% del total de las importaciones bolivianas. Desde el 2010 Bolivia logró duplicar su PIB, lo que no mantiene correlación con las ventas del sistema franco hacia ese país por el hecho que éstas han disminuido, en otras palabras se ha perdido la participación relativa en las importaciones bolivianas que representan el 28% de su PIB, aproximadamente durante los últimos años. Por otra parte, este crecimiento en Bolivia ha venido acompañado del aumento de las empresas formales a una tasa del 23% anual, el 2010 se tenía 117.000 empresas y el 2015 alcanzaron a 272.000 compañías, aproximadamente. A pesar que Bolivia se ha caracterizado históricamente por poseer una economía informal, ésta decrece, se estima que en 1994 registraba un 64,4% y el 2014 se detectó un 54,3% del PIB boliviano, este país se ha ido formalizando gradualmente, como lo señalan varios estudios al respecto.

Para el presente año, el crecimiento de Bolivia se estima en un 3,7 %, menor al proyectado por las entidades gubernamentales bolivianas que estimaron un 4,7%, por lo que se encuentra en una desaceleración del crecimiento logrado en años anteriores, pero asociado a una inflación cercana al 5% lo que representa un mayor gasto que sus capacidades productivas, lo que se ilustrará en su déficit fiscal y con una balanza comercial negativa.

Los sectores exportadores más dinámicos de Bolivia son: la industria manufacturera (joyas en oro, soya y derivados, cueros), agrícola (soya, quinua, frijoles) y minerales (plata, plomo y zinc), en cambio el sector de hidrocarburos ha estado deprimido este último tiempo por la caída de la demanda externa.

HECTOR VARAS M.

Iquique, junio 24 de 2017

CRECIMIENTO DE TARAPACA SEGÚN INACER Y EMPLEO

De acuerdo a al Índice de Actividad Económica Regional (INACER) de Tarapacá durante el primer trimestre del presente año se ha caracterizado por un crecimiento. Durante el periodo de enero a marzo la región tuvo un crecimiento del 3,5% en relación a igual periodo del 2016, apoyado por el aumento de la actividad del comercio, restaurantes, hoteles, minería, pesca industrial y artesanal favorecida esta última por la captura de anchoveta. En cambio, la construcción ha tenido un rendimiento menor en edificación habitacional y no habitacional. Además, el sector transporte presentó una disminución debido a la baja de carga terrestre, no obstante el tráfico de comunicaciones se vio aumentada. Sin embargo, con respecto al trimestre anterior (octubre a diciembre 2016) la actividad disminuyó en 1,1%.

Por otra parte, si se considera desde la perspectiva del empleo, en función de la encuesta realizada por el INE y analizada por rama de actividad económica durante los meses de diciembre a mayo existe una tendencia hacia un aumento del total de los empleados, en el trimestre de diciembre 2016 a febrero 2017 se tuvo 165,4 miles de personas y en el trimestre de marzo a mayo 2017 se alcanzó a 171,6 miles empleados. Los sectores que han aumentado la absorción de trabajo son la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; la construcción se ha presentado también al alza en forma temporal, lo que se ha visto reforzado también por la demanda de empleo del sector inmobiliario.

El comercio experimentó un fuerte aumento en verano con una leve disminución desde febrero en adelante. El sector de transporte y almacenamiento ha aumentado el nivel de empleados, principalmente en los meses de febrero a mayo.

A pesar de lo anterior, la minería en términos de empleo ha disminuido, en el trimestre móvil de diciembre 2016 a febrero 2017 se tuvo 16, 6 miles de empleos, pero para el período de marzo a mayo 2017 se redujo a 14,8 miles.

La mayor capacidad de empleo ha sido impulsada por los sectores de agricultura y pesca, y construcción, y en parte el comercio. Pero en algunos sectores como la construcción debería tender a la disminución en los próximos meses por la menor autorización de metros cuadrados de permisos de construcción que se han tenido en los meses del presente año en relación al 2016, y el sector pesquero depende de la biomasa disponible y de las regulaciones de las vedas respectivas.

Héctor Varas M.

Iquique, Julio 8 de 2017